Nosotros

nosotros-img

En abril de 1979, tras más de quince años dedicados al comercio detallista, José Antonio Alvarez y Servando Sánchez Fuente se asocian para fundar Alvarez & Sánchez, C. por A., con sólo nueve empleados, un pequeño almacén alquilado en la avenida San Martín y  mucho trabajo por delante para ganarse un espacio en el comercio local.

En los primeros años el negocio era proveer a los clientes de cualquier necesidad de productos, ya fueran importados por la empresa o por terceros, desde alimentos y bebidas hasta cajas registradoras NCR usadas. Fueron tiempos en que gran parte de sus labores eran desempeñadas por ambos socios en persona, desde comprar hasta vender y cobrar, además de descargar contenedores o cargar el vehículo de reparto.

A principio de los 80 comienzan a incorporarse marcas como Goya, que fue distribuida por la empresa con carácter de exclusividad hasta el 2007, y otras que hoy son punto de referencia en sus categorías como el licor Frangelico, los vinos Cune y el cava Freixenet.

En 1984, en una alianza con Industria Chacinera, la empresa comienza a distribuir los jamones y embutidos El Cid, que se constituyó en la marca nacional de referencia en la elaboración y curado de embutidos de calidad. Orgullo dominicano con acento español.

En 1989, gracias al crecimiento que ya había logrado la empresa, por la falta de espacio de almacenaje y el deseo de tener un local propio, se mudan las instalaciones a un nuevo local ubicado en la Avenida John F. Kennedy.  Para entonces la empresa ya contaba con más de cuarenta empleados y la representación de varias marcas reconocidas, con un enfoque primordial en la distribución de alimentos y bebidas.

Para 1991 se incorpora al portafolio la marca multinacional Heinz y empieza a revolucionarse el mercado de alimentos infantiles pre envasados, mejor conocido como compotas, entonces dominado por una sola marca.

Con el paso de los años la cartera de clientes crece y se diversifica, los productos que la empresa importa y distribuye llegan al consumidor a través de los diferentes canales de distribución: supermercados, mayoristas, colmados y farmacias. También restaurantes, bares, hoteles e incluso reposterías.

Hoy en día, con más de treinta años, la empresa sigue activa en su búsqueda de nuevas oportunidades de negocios, con nuevas presentaciones y con proyectos a mediano y largo plazo que contribuirán a generar más valor, tanto a la empresa como a su entorno. Se mantiene la pasión que dio origen a su creación y que ha contribuido a afianzar su posición en el mercado como importador y distribuidor serio, comprometido a ofrecer a mejor y más variada oferta de productos, enfocada en la calidad, el buen servicio y la honestidad.

La incorporación de nuevas líneas es constante, en unas ocasiones guiadas por el instinto y en otras por las condiciones favorables que presentan los estudios de mercado. Así, más de cien marcas en exclusiva, de todas partes del mundo, forman parte del portafolio de la empresa.